Ahora el protagonista es el planeta. ¡Ayúdalo!

Ahora el protagonista es el planeta. ¡Ayúdalo!

Es una realidad que la lucha contra el covid-19 ha puesto el foco mediático única y exclusivamente en la superación del mismo y, mientras todos estamos fuertemente concienciados, siguiendo las directrices y buenas prácticas, otra de las luchas más importantes de nuestro mundo actual, se está viendo relegada a un segundo plano: la lucha contra el cambio climático.

Ciertamente, y contra todo pronóstico, con el confinamiento que ha traído el Covid-19,  hemos acabado dando a nuestro planeta el respiro que necesitaba; no hay más que ver los vídeos virales que hoy se difunden por redes sociales en los que los delfines se acercan a paseos marítimos y otros animales campan a sus anchas por carreteras y ciudades.

Sí, nos encontramos ante una crisis sanitaria y económica, y luchamos con todo nuestro corazón para superarla, pero, aunque el planeta (ahora) está respirando un poco mejor, no debemos olvidar que el cambio climático continúa siendo la principal amenaza a corto/medio plazo. De hecho, medios como La Vanguardia titulaban hace unos días que el cambio climático sería más mortal que el coronavirus.

Somos conscientes de que, como individuos, no podemos más que apoyar la causa a través de ciertas acciones, como reciclar o disponer de vehículos eléctricos que ayuden a disminuir la huella medioambiental. Nuestro objetivo ahora está mas claro que nunca. Por eso, cuando podamos volver a hacer vida normal, te contamos por qué puedes apoyar a la causa haciéndote con una moto eléctrica a través de sus beneficios:

En primer lugar, no tendrás que repostar en las estaciones de servicio tradicionales. El estado ha creado una red de punto de carga gratuitos (sí, has oído bien, ¡gratuitos!), que crece cada día más para que siempre tengas cerca un punto de carga cuando sales de casa.

Y, por otro lado, puedes cargar tus vehículos eléctricos en tu plaza de garaje, que, teniendo en cuenta el precio del KW, puedes llegar a ahorrar un 90% en combustible.

En segundo lugar, las motos eléctricas requieren mucho menos mantenimiento que un vehículo de combustión interna y son, por lo general, mucho más fiables, mecánicamente hablando.

No contienen aceite, bujías, embragues, filtros, gasolina, no hay que realizar reglajes de válvulas, distribución o cualquier otro trabajo de las infinitas listas de mantenimiento de los vehículos de combustión y que conllevan un importante ahorro para el bolsillo de los propietarios de vehículos eléctricos, llegando a ahorrar hasta un 80% en las facturas de mantenimiento.

En tercer lugar, son silenciosas (reducción drástica en la contaminación acústica, especialmente en las ciudades); no necesitan tiempo previo de calentamiento y muchos modelos tienen marcha atrás para ayudar en las maniobras complicadas de aparcamiento.

Y por último, puedes acceder a ayudas económicas importantes por la compra de una moto eléctrica nueva. Además de contar con el impuesto de matriculación bonificado al 100% en España. Y, dependiendo de la localidad, obtendrás grandes descuentos en el pago de los impuestos de circulación (Palma de Mallorca otorga una bonificación del 75% en este impuesto local), así como importes ventajas fiscales para empresas, como la rebaja de un 30% en el I. R. P. F. en vehículos 100% eléctricos.

¿QUÉ os queremos transmitir?

Que una moto eléctrica no solo supone un claro ahorro económico para ti, sino que, además, como se está comprobando con el confinamiento, se convierten en una buena solución para muchos de los problemas medioambientales que nos persiguen desde hace más de 30 años.

Apuesta por un presente limpio y enfocado a un modelo auto-sostenible para que puedas seguir disfrutando de tu día a día y de las maravillosas rutas y paisajes que nos ofrece nuestra tierra sobre tu moto eléctrica. Como expertos en el sector de la movilidad eléctrica, en Moteco te queremos informar de la manera más veraz posible y presentarte las mejores opciones disponibles del mercado, porque cada pequeña acción supone un gran paso en la dirección correcta.

Ahora el protagonista es el planeta. ¡Ayúdalo!

Es una realidad que la lucha contra el covid-19 ha puesto el foco mediático única y exclusivamente en la superación del mismo y, mientras todos estamos fue

Producto disponible: 1

Puntuación del editor:
0